preloder

NOTICIAS

Duchas abiertas: profundiza en la aplicación de este innovador componente para baños.

En numerosas oportunidades se ha hecho énfasis en la drástica evolución que han atravesado algunos espacios claves en el hogar, como lo es el baño; convirtiéndose en un auténtico santuario de bienestar y cuidado personal donde el usuario puede liberarse de las tensiones cotidianas. Aunado a eso, fabricantes de todo el mundo parecen haber acatado esas necesidades estéticas y deseos intrínsecos del usuario, formalizando una serie de piezas de diseño, cuyo dinamismo e innovación brindan la oportunidad de disfrutar del espacio más auténticamente.

Un evidente ejemplo de éstos distintivos elementos, son las duchas abiertas: un ingenioso recurso que ha transformado los formatos de baño tradicionales y limitativos; sustituyéndolos por un esquema continuo que brinda amplitud.

No obstante, las también denominadas “duchas de obra” encierran una serie de consideraciones y esencialidad en sus procesos de instalación; que, de no comprenderse completamente, podrían interferir con el éxito de tu proyecto. Por lo tanto, desglosamos algunos cimientos informativos sobre éstos:

Profundizando en el valor de las duchas abiertas.

Para emplear cualquier componente, necesariamente debemos entender de que se trata y, mucho más, cuando se basa en una transición tan inusual como el de este tipo de duchas; la cual desafía una de las funciones principales: mantener el agua dentro de la sección de baño.

Dentro del movimiento arquitectónico moderno, las walk-in showers surgen como una oportunidad creativa por alterar el concepto privativo de las secciones de duchas tradicionales; reemplazándolo por una estructura más dinámica, permisiva, y elegante. Uno de los principales motores que condicionó la singular forma de las mamparas abiertas, fue básicamente la necesidad de generar continuidad en el espacio, secuencia visual y libertad de movimiento; aunado a la estética minimalista que éstas confieren.

Indudablemente, incorporar este sistema requiere de ciertos lineamientos constructivos; como, por ejemplo, la instalación del cabezal de ducha opuestamente a la apertura del cristal para garantizar que el agua fluya propiamente hacia el desagüe; o un plato de ducha uniforme y libre de contrahuellas.

Asimismo, las duchas abiertas otorgan la potestad al usuario de configurarse en diversos niveles. Es decir, en el mercado, pueden hallarse interminables formas de emplearse, según el gusto y las dimensiones de tu baño.

Villa Etna – Antonio Lupi

Medidas y configuraciones.

Como en todo proceso de desarrollo arquitectónico o interior, evaluar las dimensiones del espacio es indispensable; mucho más en contextos tan diversos como los baños. Como mencionamos anteriormente, aunque se basan en los mismos lineamientos, podemos encontrarnos con diferentes presentaciones de duchas abiertas, cada una sujeta a sus propias demandas.

  • Tipología empotrada. Por lo general, este esquema es el más empleado y su instalación se adhiere a un nicho creado específicamente con hombros de mampostería. Su intención de diseño es ofrecer una alternativa a los baños exentos de bañeras; pero, de igual forma, buscan un umbral de atención por medio de la estructura expuesta del metal o las tonalidades contrastantes de los mismos. Su uso es idóneo para espacios de poco tamaño.
  • Tipología central. Con las dimensiones adecuadas, este formato puede convertirse en el protagonista del espacio; dado que su colocación se plantea justo en el medio del muro más largo del cuarto de baño. Es mayormente utilizada en hoteles y actualmente ha formalizado una alianza con el estilo lujoso, ya que su acceso es sumamente vanguardista.
Proyecto residencial Casa Club DA, Maracaibo, Venezuela.
  • Tipología angular. Se realiza cuando el baño es de planta cuadrada con lados anchos. En este caso, la entrada a la ducha es por el lado corto; por lo tanto, el vidrio suele cubrir toda la longitud de la ducha. Para la posición del rociador, puede optar por colocarlo en el lado largo exactamente en el medio del espacio.
  • En líneas generales, no importa el modelo que decidas incorporar, ya que estos componentes trabajan con medidas estándares para permitir la facilidad de adecuación en los baños. Por ejemplo:
    1. Deberás dejar cerca de 60 cm libres para el acceso a la ducha.
    2. Para el rociador, la principal precaución será instalarlo en el punto más alejado de la abertura para que el flujo de agua que desciende sea en la posición opuesta a la abertura de ésta.
    3. Se debe proporcionar un tamaño adecuado de la pared de vidrio, con respecto a la longitud de la ducha, de modo que sea suficiente para proteger las gotas de agua. Además, se sugiere un espesor de entre 6-8 mm.
    4. Los platos de ducha deberán seleccionarse aproximadamente de unos 4 cm; preferiblemente a ras de suelo. Esta modalidad es mucho más práctica para esfumar las incongruencias del suelo y establecer una comunión homogénea con el pavimento.

Ventajas y desventajas de las duchas de obra.

Es comprensible que éste singular elemento pueda generar dudas relacionadas con su funcionalidad y la lógica de su capacidad de aislamiento del agua en áreas contiguas del baño. Sin embargo, los expertos del diseño moderno han resaltado los beneficios de implementar este tipo de elementos en estos espacios:

Pros:

  • – Adaptabilidad. Quedó demostrado que existe una variante para cada baño; aún si posee limitantes métricas.
  • Imperceptibilidad. Generalmente, la mampara de cristal es casi invisible; por lo que, este material diáfano, no solo posibilita una visión más completa del espacio, sino que, también, incrementa la iluminación del baño.
  • Accesibilidad. Un bajo volumen en el plato de ducha y la ausencia de escalones facilita el acceso a la ducha; mucho más para personas con movilidad limitada.
  • Higiene efectiva. Cada componente de este sistema es sumamente sencillo de mantener, lo que facilita las rutinas de limpieza para sus propietarios.
  • Rasgos minimalistas. Para quienes consideran que menos es más, las duchas abiertas liberan de excesos el espacio; minimizando su estructura hasta obtener solo lo necesario.

Contras:

  • Falta de privacidad. Muchos propietarios no disfrutan de la sensación abierta y desprotegida de las duchas. Si bien es visualmente atractivo, algunos propietarios aún prefieren tener una barrera visual y física entre esta zona y el resto del baño.
  • Costos de materiales. Aunque existen alternativas económicas para desarrollar este tipo de duchas, algunos componentes tan específicos como el plato de ducha o la mampara de brazos metálicos pueden poseer un alto valor.

Disimilitudes entre los modelos convencionales y las nuevas propuestas.

Si bien las cortinas de duchas o mamparas completas siguen siendo una opción viable para muchos usuarios, las duchas abiertas también superponen su efectividad ante éstos y garantizan resultados satisfactorios en el porvenir de estos espacios. Por lo que, también se deberá denotar las variables que ambos ofrecen ante la de compra:

En DGLA, constantemente apostamos por la utilización de nuevas tecnologías y recursos innovadores en el ámbito interior, con la idea de elevar nuestras propuestas arquitectónicas hacia un nuevo nivel; además de ofrecer muchos más beneficios a nuestros clientes.

¡Contáctanos para materializar juntos tus espacios soñados!

OTRAS NOTICIAS

Suscríbete a nuestro Newsletter

Para estar al día y recibir noticias de productos, novedades y eventos de DGLA.

TOP
Open chat
¿Necesitas ayuda? ¡Contactanos!