preloder

NOTICIAS

COCINAS: DESCUBRE LOS 6 MODELOS DE DISTRIBUCIÓN MÁS ERGONÓMICOS PARA ESTA ÁREA.

Una de las preguntas más relevantes al empezar a abordar el diseño de una cocina es el tipo de distribución a establecer, ya que este factor es el determinante de la practicidad que se tendrá a la hora de cocinar, comer e incluso socializar en dicha área. Las modulaciones de cocinas evalúan las posibilidades de colocación de los electrodomésticos, el fregadero, los estantes de almacenaje, el espacio libre de trabajo en la encimera, las ventanas, puertas e incluso hasta la factibilidad de ubicar una mesa y sillas adicionales. Sin embargo, la distribución de elementos siempre varía ya que cada proyecto es único y a pesar de que exista una amplia versatilidad modular, el espacio es el factor que dictará la diagramación ideal para cada cocina.

Proyecto Residencial Apto 3GLC – Caracas, Venezuela

La organización eficiente del área de cocina puede disminuir los obstáculos y movimientos perjudiciales para la salud, ya que al ordenar las distintas zonas de la cocina, respetando las distancias y estableciedo rutas lógicas, se puede hacer que el trabajo culinario sea mucho más ligero y creativo.

Proyecto Residencial Apto TDC 5A – Valencia, Venezuela

De esta forma, al buscar la ergonomía con un esquema de distribución óptimo, podemos crear cocinas basadas en el confort cuyos componentes se encuentren conectados de la mejor manera, tomando como guía el esquema de diseño que plantea el Triángulo de Trabajo. El uso de esta regla es recomendada por diversos expertos, al ser ideal para establecer disposiciones adecuadas para cada espacio mediante la división la cocina en tres áreas: la zona de cocción, una de lavado y la última de almacenamiento, precisando un triángulo en el núcleo de ellas como vértices para marcar el recorrido básico que se tomará con más frecuencia dentro de la cocina. Debe tomarse en cuenta que la suma de estos tres lados que los conectan no debe exceder los 650cm.

Proyecto Residencial Casa D – Maracaibo, Venezuela

Bajo esta premisa, debe considerarse que independientemente de la modulación a elegir, debe respetarse el triángulo de trabajo como un concepto fundamental a aplicar al proyectarse la distribución, con el fin de obtener una cocina mucho más funcional y cómoda. Actualmente existen múltiples configuraciones que satisfacen las necesidades prácticas del espacio; pero, las más empleadas son:

Distribución en L

Esta es una de las alternativas más utilizadas actualmente, ya que facilita la unión de la sala y el comedor con la zona de la cocina. Por el formato de su estructura, es comúnmente implementada en cocinas con dimensiones reducidas así como en espacios con formas rectangulares o cuadradas. En ella, las piezas de mobiliario se distribuyen en dos paredes, permitiendo aprovechar el espacio eficazmente en una composición que resulta agradable a la vista y se adapta idóneamente a proyectos residenciales modernos.

Cortesía de Astra Cucine

Entre sus ventajas destaca libertad de movimiento que ofrece incluso cuando cocinan más de dos personas a la vez. De igual forma, cuenta con una versatilidad de instalación que permite ubicarla en distintas posiciones aprovechando las esquinas del espacio, admitiendo además, elementos complementarios como barras o mesas.

Sin embargo, entre sus limitaciones se observa que no permite variar la distribución de los electrodomésticos y suele ocupar más espacio que otros tipos de cocina. Al contar con un triángulo de trabajo más amplio, también resulta menos funcional al tener que realizarse un trayecto más largo para realizar las actividades culinarias.

Modulación en U

En este tipo de cocinas se establecen tres zonas consecutivas y diferentes, donde se estructura todo el conjunto para trabajar. Al disponer una interconectividad total entre cada área del sistema, las cocinas en forma de U brindan una gran ergonomía; y junto a su a su división, establece un área confortable con zonas de almacenamiento y cocinado de gran amplitud.

Proyecto Residencial Casa BT – Maracaibo, Venezuela

Además, esta modulación es perfecta para unificar en un mismo ambiente la cocina y las áreas sociales adyacentes, resultando ideal para establecer una comunicación dinámica entre ambientes sin romper la armonía y el equilibrio, proyectando así, una de las tendencias más implementadas en el diseño de interiores: los espacios de concepto abierto.

Proyecto Residencial Apto modelo 3GLC – Caracas, Venezuela

Entre las principales ventajas que se encuentran de este modelo resalta su gran capacidad de almacenamiento, donde no solo se incluyen las zonas habituales de cocción, fregadero, nevera o electrodomésticos; sino también permite la incorporación de espacios para componentes adicionales que facilitan un mayor almacenaje y mejor orden. Además, su triángulo de trabajo es confortable, ya que posibilita la accesibilidad a cada área del sistema de manera sencilla y rápida. 

Proyecto Residencial Apto PHD – Maracaibo, Venezuela

Por lo contrario, una de sus mayores desventajas es que requiere de dimensiones significativas para su desarrollo, factor que hace que no pueda utilizarse en espacios estrechos y pequeños. Además, exige una rigurosa planificación lumínica, ya que el establecimiento de estrategias de iluminación que aporten el confort visual necesario en este tipo de cocina suele ser más complicado que en otras distribuciones

Distribución paralela

Este tipo de cocina tiene una distribución, que como su nombre lo evidencia está en paralelo, con dos módulos que se instalan frente a frente para aprovechar al máximo el espacio horizontal; estableciendo así, un área de trabajo cómoda y de alta capacidad de almacenamiento. Las cocinas en paralelo son óptimas para espacios rectangulares o estrechos mayores de 3 metros. Sin embargo, debe considerarse que es necesario respetar una distancia mínima de 120 cm entre cada módulo, para que el movimiento en la cocina sea fluído y pueda trabajarse con comodidad. Por lo contrario, no deben sobrepasarse los 270 cm, ya que no satisfaría los niveles mínimos de ergonomía. Usualmente las zonas de trabajo se dividen para que pueden operar varios usuarios de manera simultanea en un pasillo versátil, cómodo y práctico.

Proyecto Residencial Apto N801 – Bogotá, Colombia

Esta modulación provee un aprovechamiento máximo del espacio horizontal en una composición de gran capacidad de almacenamiento y limpieza sencilla, puesto que no cuenta con rincones ni ángulos complicados que dificulten su higiene. De igual manera, permite crear combinaciones muy variables con las zonas de trabajo y diferentes formas de distribuir cada una de ellas.

Por lo contrario, en el caso de cocinas de dimensiones muy reducidas, o con poca luz natural, esta modulación puede generar una sensación claustrofóbica si no se realiza una planificación lumínica adecuada, por lo que es crucial evitar sombras y zonas oscuras. Adicionalmente, para aligerar visualmente el ambiente, se recomienda elegir muebles estilizados de colores claros y con estantes abiertos en la parte superior.

Proyecto Residencial Apto N401 – Bogotá, Colombia

Modulación en línea

Esta es una de las más alternativas más utilizadas en cocinas pequeñas, ya que maximiza la eficiencia en dimensiones estrechas al fijar todo el sistema en una misma pared; obteniendo un excelente flujo de tráfico en una atmósfera cómoda, práctica y ordenada. Sin embargo, también son ideales para implementarse en habitaciones alargadas que no cuentan con una gran anchura. Por esto, debido a su estructura y forma, se adaptan satisfactoriamente a cualquier tipo de espacio.

Proyecto Residencial Apto CH – Lima, Perú

Esta modulación provee una facilidad de limpieza única, ya que al ser un modelo recto, no presenta esquinas que obstaculicen la higiene en ángulos difíciles de alcanzar. Igualmente, aporta una mayor sensación de amplitud al alinear todos el sistema en un mismo frente, dejando un ambiente totalmente libre, diáfano y luminoso sin estorbos de por medio. Además, optimiza las actividades culinarias disponiendo todos los elementos a la mano, tanto la zona del fregadero, la nevera y la placa de cocción quedan perfectamente unidos en un mismo lugar, permitiendo ganar tiempo y llevar un mejor control de las actividades culinarias.

Proyecto Residencial Apto Mallorquina – Maracaibo, Venezuela

Algunas de sus limitaciones son que no cuenta con mucho espacio para almacenar, por lo que usualmente debe optarse por seleccionar piezas de mobiliario que se extiendan hasta el techo para suplir este impedimento. Además, este tipo de distribución condiciona significativamente la colocación de los electrodomésticos, puesto que hay un único frente donde instalar todos los elementos. Igualmente, se recomienda utilizar mobiliario con tonalidades suaves para añadir luminosidad y una sensación de amplitud en el  ambiente.

Cortesía de Ernestomeda Cucine

La cocina con isla

Este modelo se caracteriza por tener una isla en el centro dejando sus cuatro lados abiertos. Debido a la estética de esta distribución, las cocinas con islas se han convertido en una de las opciones más utilizadas en el diseño de interiores, ofreciendo además, una amplia libertad visual y de movimiento. Desde el punto de vista funcional, la isla puede incluir electrodomésticos y gabinetes de almacenamiento, así como penínsulas anexas para servir como desayunaderos, siendo la opción perfecta para establecer un atractivo punto focal arquitectónico.

Proyecto Residencial Apto PHC – Valencia, Venezuela

Entre las principales ventajas que encontramos en este modelo es que se cuenta con una mayor zona de almacenaje, habilitando incluso el establecimiento de la zona del fregadero o la placa de inducción en la isla para cocinar allí, permitiendo variar de forma dinámica la ubicación de los electrodomésticos. Además, admite que múltiples personas puedan trabajar simultáneamente en la cocina, distribuyéndolas en sus propias áreas de trabajo.

Proyecto Residencial Casa KR – Panamá

Como desventajas podemos citar que puede ser más complicada a la hora de limpiar por sus amplias dimensiones, requiriendo también de un nivel más alto de mantenimiento. De igual forma, en este modelo deben definirse las tomas o salidas de agua y los enchufes desde el principio ya que deben colocarse bajo el suelo. Además es únicamente apta para espacios de grandes volúmenes, puesto que en ambientes pequeños, la isla puede suponer un objeto limitante para la funcionalidad y movilidad de la cocina.

Proyecto Residencial Casa LL – Tucacas, Falcón

Cocinas con una unidad peninsular

Esta alternativa se está implementando cada vez más en hogares contemporáneos; ya que es una solución ofrece los beneficios de una isla donde el espacio no permite una instalación de la misma. Esta península puede transformar el diseño modular en forma de L o de G dependiendo de la integración de las funciones y la conjugación de los elementos. Usualmente se asocia con las cocinas en isla, pero en este modelo en específico uno de sus laterales se apoya sobre la pared, por tanto, solo tiene tres lados accesibles a diferencia de las cocinas en isla que tiene cuatro.

Proyecto Residencial Apto ZU – Lechería, Venezuela

Al ser una modulación abierta brinda una sensación de amplitud en la cocina, habilitando además, la incorporación de sistemas de alimentación o una superficie de trabajo mayor que aumente el confort al cocinar. Así mismo, dada sus formas, ofrece más almacenamiento que otros modelos convencionales y permite aprovechar también las esquinas con piezas de mobiliario o elementos de lavado en forma de L que permitan trabajar con comodidad.

Contrariamente cuenta con ciertas desventajas, ya que pesar de que no se requiere tanto espacio como en las cocinas con isla, las cocinas con península también ocupan un espacio relativamente extenso; por lo que no es recomendada para ambientes pequeños debido a que debe dejarse un espacio libre en sus tres costados. Además, como en el caso de las cocinas con isla, deben definirse las tomas o salidas de agua y los enchufes con anticipación ya que también van colocados bajo el suelo.

Cortesía de Arrital Kitchen

Independientemente de la diagramación a seleccionar, es indispensable considerar la ergonomía en el espacio, para que el uso de la cocina se convierta en una experiencia superlativa. Diversos aspectos, desde la altura y la profundidad de los módulos hasta la organización de las áreas de conservación, lavado y cocción, influyen directamente en la experiencia que se tendrá en la cocina y pueden optimizar o perjudicar el área de trabajo.

Cortesía de Valcucine

En Design Group Latinamerica contamos con una amplia trayectoria desarrollando cientos de proyectos de clientes satisfechos que han podido materializar, sin importar el espacio del que dispongan, áreas de cocina de ensueño. Nuestra alianza con las mejores fábricas de diseño italiano en sistemas de cocina y nuestro equipo de profesionales hacen el equipo perfecto para diseñar y construir tu cocina o realizar una reforma integral de ella para que obtengas un espacio funcional y altamente estético. ¡Contáctanos!

OTRAS NOTICIAS

Suscríbete a nuestro Newsletter

Para estar al día y recibir noticias de productos, novedades y eventos de DGLA.

TOP
Open chat
¿Necesitas ayuda? ¡Contactanos!