preloder
ES

NOTICIAS

PIEDRAS TÉCNICAS VS PIEDRAS NATURALES: ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

En DGLA, consideramos que el diseño interior va más allá de los elementos complementarios que se posicionan con cautela dentro de un espacio. El revestimiento, es un componente clave que le proporciona individualidad y carácter a cualquier ambiente; influyendo directamente en la conceptualización y estilo de este.

Por muchos años, los revestimientos de piedras naturales dominaron el sector; siendo estos la primera materia prima utilizada en el mundo antiguo para la construcción de palacios y monumentos. Sin embargo, el sector cerámico experimentó una gran revolución a raíz de la concepción del Gres Porcelánico: un material que representó una nueva tendencia en el mercado mundial. Este producto aportó características modernas y versátiles además de funcionales; proveyendo múltiples propuestas cromáticas que, a su vez, presentan un elevado rendimiento técnico y estético.

¿Qué es el gres porcelánico?

El gres porcelánico o piedra técnica es una mezcla especial de materias primas inorgánicas no metálicas que, trabajada con tecnologías avanzadas, permite obtener un revestimiento completamente vitrificado, con prestaciones técnicas elevadas y capaz de garantizar una resistencia al desgaste ilimitada en el tiempo.

Estas piedras técnicas poseen características sorprendentes como su notable densidad obtenida de la cocción a elevadas temperaturas; así como su gran resistencia a los rayados y a las fisuras, su impermeabilidad, resistencia a las oscilaciones de temperatura y a las manchas, entre otros.

¿Cuáles son las diferencias principales entre las piedras naturales y las piedras técnicas?

A pesar de que existen muchas similitudes entre las piedras naturales y las piedras técnicas, presentan diferenciaciones clave que puede influir directamente en el resultado del proyecto. A continuación, presentaremos algunas de las más importantes de acuerdo con la experiencia del equipo DGLA:

Valor estético

La principal diferencia entre la piedra natural y la artificial es su origen. Los revestimientos se crean a partir de losas de roca cortadas de canteras de piedra en las profundidades de la tierra. La piedra natural se forma a través de la combinación de roca fundida y varios minerales que se han acumulado a lo largo del tiempo; cuyo proceso le brindan sus colores, patrones y texturas únicas. Por lo tanto, la estética de la piedra natural es exclusiva: ninguna es igual a otra. A pesar de que esta característica le aporta un gran atractivo, también es un tanto limitante; ya que dependiendo de la piedra a considerar se presentan ciertas restricciones en los patrones de color. Por ejemplo, aunque los colores de las vetas pueden variar mucho, el color del núcleo de la piedra tiende a ser limitado en función de si es mármol, granito u otro.

Por otro lado, aunque las piedras técnicas imitan el aspecto de la piedra natural, presentan múltiples propuestas cromáticas con una amplia variedad de acabados, texturas y formatos; proveyéndole flexibilidad a los diseñadores o arquitectos para crear espacios llenos de personalización y estilo. Asimismo, la calidad de los materiales, el cuidado de los detalles y la innovación tecnológica de muchas fábricas, han dado como resultado revestimientos técnicos con un valor estético impactante que, en ocasiones, supera la belleza glorificada de las piedras naturales.

Una preocupación constante por parte del usuario común es la repetitividad y la naturalidad de los patrones incorporados en el gres porcelánico. La mayoría de nuestras fábricas aliadas implementan una gestión informatizada del ciclo de producción que se acercan lo más posible a la casualidad de la naturaleza; lo que genera variaciones cromáticas únicas en las losas que simulan las características cualitativas peculiares de las piedras naturales.

Características técnicas

Cuando de durabilidad y resistencia se trata, ambos son las mejores opciones disponibles en el mercado. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos, las fábricas de revestimientos han desarrollado procesos productivos revolucionarios que le aportan cualidades técnicas y superficiales extraordinarias a sus productos. Esto significa que, en comparación, las piedras técnicas superan en creces a las piedras naturales en su desempeño técnico.

En los materiales originados por procesos geológicos naturales se observan variaciones significativas, tanto por la presencia de imperfecciones estructurales como de variaciones cromáticas. A diferencia de los mármoles, las piedras y los granitos de cantera, los materiales de fábrica ofrecen una cualidad constante con una alta resistencia mecánica y una alta resistencia al rayado; lo que garantiza la inmutabilidad en el tiempo de este producto.

De igual forma, a excepción del granito, la piedra natural es bastante porosa y sensible a la humedad debido a los defectos inherentes del material como las pequeñas fisuras, astillas y puntos débiles. Estos micro-defectos los tornan susceptibles a las manchas y a la proliferación de bacterias, moho u hongos; por lo que debe ser tratada regularmente con agentes selladores para proteger sus superficies. Esta, es una preocupación inexistente de adquirir revestimientos técnicos, ya que sus superficies inertes de fácil limpieza son prácticamente impermeables a la humedad.

Comparación Técnica

Instalación

Ambas instalaciones requieren de una mano experimentada para garantizar la correcta implementación del material. La instalación de las piedras naturales es un trabajo pesado, difícil, laborioso y extremadamente exigente; ya que el peso colosal de las láminas dificulta considerablemente el trabajo y esto, a su vez, incrementa el costo de su instalación.

El proceso de trabajo usualmente inicia con la examinación de la superficie en la que se colocará la piedra natural para determinar si el sustrato se encuentra en las condiciones deseadas para su instalación. Por ejemplo, si la superficie es de cemento, se puede trabajar cómodamente encima de este; mientras que, si es de madera, los instaladores deberán colocar una capa adicional de soporte que prevenga la transmisión de humedad entre la superficie y la piedra natural. Posterior a esta examinación, el equipo especializado medirá el área y procederá a instalar los revestimientos. En la superficie, se aplica un mortero de fraguado fino encima el cual se colocarán las baldosas y se presionarán en su lugar. Una vez que los revestimientos se hayan asentado, los instaladores aplicarán lechada entre las baldosas. Con la piedra, la lechada sin lijar se usa comúnmente para que existan menos posibilidades de rayar la superficie de esta. Posterior a la instalación, se deberá sellar la piedra natural para completar el proceso.

Con respecto a la instalación de piedras técnicas, el procedimiento es similar al de las piedras naturales; con la gran diferencia en el peso y el formato de los revestimientos. Usualmente, el gres porcelánico tiene dimensiones y espesores sorprendentes, que van desde 50 por 50 cm, a 1 m por 3 m de dimensión y espesores nativos de solo 3 a 6 mm.

Para su colocación tradicional, se inicia con la examinación de la base de colocación: que sea plano y simétrico, que no presente polvos o detritos, que sea homogénea, entre otros. La instalación del revestimiento técnico requiere de adhesivos para productos con porosidad baja. Después de realizar el enlechado, se elimina con rapidez los excesos con lavados frecuentes usando una esponja y agua, hasta la limpieza completa del pavimento. Posteriormente, se realiza lavados con ácidos y alcalinos según las instrucciones. Los revestimientos técnicos de gran formato presentan una dificultad técnica más elevada al momento de su instalación por presentar dimensiones extravagantes; por lo tanto, se deben tomar en consideración aspectos adicionales al momento de su colocación.

A pesar de que el proceso de colocación anteriormente descrito es el más empleado ordinariamente, nuestras fábricas aliadas han aprovechado al máximo sus recursos tecnológicos y han desarrollado técnicas de instalación innovadoras que benefician a los usuarios de maneras sorprendentes. Por ejemplo, Cotto D’Este, creó el primer sistema de colocación en seco sin adhesivos denominado Kerlite Easy. Kerlite es un gres porcelánico laminado que se caracteriza por las extraordinarias dimensiones de las láminas además de su ligereza, resistencia, versatilidad y estética. Esta instalación sencilla, inicia con la extensión de una manta fonoabsorbente en el suelo que, al colocarse, adopta rápidamente la forma del soporte y no conserva ninguna forma ondulada. Esta característica permite reducir notablemente los tiempos de ejecución de los trabajos. Luego, se colocan las placas de Kerlite elegidas. Finalmente, se sellan las juntas con el sellador especial Filler: un sellador de silicona que permanece inalterable incluso después de una exposición a agentes atmosféricos, entornos industriales, oscilaciones de temperatura y agua. Esta modalidad de colocación innovadora es excesivamente sencilla y rápida; permitiéndole al usuario disfrutar de un revestimiento de estética impactante en poco tiempo, sin los inconvenientes de las obras de demolición y reduciendo notablemente los costos de ejecución, además de disminuir el ruido del impacto.

Mantenimiento

Una vez que el revestimiento se encuentre instalado, independientemente de cuáles selecciones, es necesario un mantenimiento básico para garantizar su longevidad y durabilidad. Sin embargo, el mantenimiento va a variar de acuerdo con el material.

Tal y como comentamos anteriormente, las piedras naturales tienen una porosidad alta y requieren de un sellador o un esmalte especializado para proporcionarle resistencia al agua y a las manchas. Este sellador se debe reaplicar periódicamente según el tipo de material que se elija. Es importante seleccionar los detergentes para su limpieza diaria de forma estratégica, ya que unas piedras son muy susceptibles a los ácidos. Por lo tanto, para evitar una reacción indeseada, selecciona jabones o polvos líquidos biodegradables para lavar platos. De igual forma, es de suma importancia limpiar los pisos con frecuencia con un trapeador seco, limpio y sin tratar; ya que la arena y la suciedad es el factor más abrasivo a la superficie de la piedra natural.

Por el contrario, el gres porcelánico puede limpiarse muy bien gracias a su gran compacidad y su coeficiente de impermeabilidad incomparable. Estas características contribuyen significativamente a mantener las condiciones necesarias de higiene de las superficies. Para la limpieza diaria, pueden usarse todos los detergentes existentes en el mercado; respetando siempre la concentración especificada y empleando preferiblemente una bayeta de microfibra.

Sea natural o hecho por el hombre, al momento de seleccionar el revestimiento adecuado para tu proyecto es fundamental tomar en consideración factores imprescindibles como sus características técnicas, su instalación y su mantenimiento; ya que el usuario común puede ser influenciado únicamente por su estética. En DGLA, sugerimos firmemente la implementación de piedras técnicas en nuestros proyectos por sus bondades visuales y técnicas; garantizando la inmutabilidad y durabilidad de los hogares que construimos. Para más información sobre piedras técnicas, contáctanos haciendo click aquí.

OTRA NOTICIAS

LAS 10 EXPOSICIONES DESTACADAS DEL FUORISALONE 2020

Este año, el tardío Fuorisalone 2020 retorna con brillantes apariciones de parte de las fábricas italianas más reconocidas del mundo a pesar de los problemas derivados de la pandemia del Covid-19. ¡Conoce nuestras exhibiciones favoritas!

RECOMENDACIONES PARA ILUMINAR FACHADAS

La iluminación de fachadas compone una serie de estrategias y luminarias que enfatizan una estructura arquitectónica. Aprende cómo utilizar el contraste para crear fachadas intrigantes llenos de carácter visual.

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER
Para estar al día y recibir noticias de productos, novedades y eventos de DGLA
TOP